Asociación Cultural El Cuento - Il Racconto

LA HISTORIA DEL COCINERO DE LOS CUENTOS
 

Esta es la historia de un señor, Jesús; al que le gustaban mucho, mucho, pero mucho, los niños. Jesús tenía un trabajo pero no estaba contento, y un día, decidió dedicarse a lo que más le gustaba: la cocina, los cuentos y los niños. Y ese día, pasó a llamarse “El cocinero de los cuentos”
 

Su trabajo desde entonces era ayudar a los niños, sobre todo, a los niños que estaban malitos, porque Jesús les contaba cuentos y trabajaba con los niños que se ponían malitos y tenían que pasar unos días en el hospital, (es más, me ha dicho un pajarito que más de un niño, decía una mentirijilla para  quedarse unos días más en el hospital, porque se lo pasaba fenomenal escuchando al Cocinero de los cuentos.).
 

Un día, Jesús, escuchó hablar de un cole en el que había niños muy guapos y que se portaban super bien, pero que como era un cole chiquitito, no tenía mucho dinerito y decidió ayudar al cole y. . . ¿sabéis lo que hizo un día?
 

Cogió su teléfono móvil y. . . ¿sabéis a quién  llamó? A sus Majestades de Oriente, si, si, a los mismísimos Reyes Magos, siiii, a esos que vienen en Navidad. Pues eso, habló con sus Majestades y les convenció de que cuando pasaran por España, se pasaran por el cole, y dejaran unos pocos juguetes en el Colegio JOSE MARÍA DE PEREDA.
 

Pero. . . ¿sabéis una cosa?. No vinieron. Cuando se terminaron las vacaciones de navidad, en el cole no apareció ningún regalito, aunque los niños del Pereda seguían siendo los más guapos y, se portaban fenomenal.
 

Un día, las profes, recibieron una llamada de teléfono, era Jesús, el Cocinero de los cuentos, y nos contó la verdad de lo que había pasado con los reyes. ¿Queréis saberla?
 

Pues bien, los Reyes le Contaron que en la noche mágica de los niños, sí que vinieron a España, y se pasaron toda la noche pasando por las casa de los niños, peeero, sus camellos estaban malitos, les dolía mucho la tripa y tenían fiebre. Así que, tuvieron que repartir los regalos deprisa y corriendo y volver a Oriente para llevar a los camellos al veterinario para que los curaran.
 

Hace unos días, el cocinero de los cuentos, llamó al cole para contarnos todo esto, y nos dijo que ya pronto iban a volver los Reyes, porque los camellos ya estaban buenos.
¿Habéis encontrado algo en vuestra clase?  Pues entonces va a ser que Jesús, tenía razón, que los camellos ya estarán buenos y que este fin de semana los Reyes se han debido pasar por el Colegio José María de Pereda, donde estaban esos niños tan guapos que se portaban tan bien.

  • <div><br /><div><br /><div align="center">El taller <strong>“DIVIERTETE”</strong>, forma parte  de los programas de la <strong>ASOCIACIÓN CULTURAL</strong><strong> EL CUENTO- IL RACCONTO, </strong>donde podréis aprender a jugar leyendo en los libros y  encontrarás <strong>Magia, Ilusión, Teatro, Música, Bailes, Canciones,  Culturas </strong>y sobre todo el apasionante  mundo que encierran los libros.</div><br /><div><br /><div align="center">Si los niños no saben leer, el relato contado, leído o jugado predispone el gusto por las historias. Pero cuando el niño ya conoce el código escrito, se alternan los talleres  de cuentos  con libros de autor,  que se les proporcionara en la biblioteca y los niños podrán leer,  recreándose y jugando  en la hora de animación a la lectura.</div><br /><div><br /><div align="center">No esperéis más y pasad a la siguiente página disfrutando de dicho taller.</div><br /><div><br /><strong>                                                                                              “Llamándonos  sin falta”<br /></strong><div><br /></div></div></div></div></div></div>
  • <strong>LA HISTORIA</strong><strong> DEL</strong><strong> COCINERO DE LOS CUENTOS<br /></strong><div> </div><br />Esta es la historia de un señor, Jesús; al que le gustaban mucho, mucho, pero mucho, los niños. Jesús tenía un trabajo pero no estaba contento, y un día, decidió dedicarse a lo que más le gustaba: la cocina, los cuentos y los niños. Y ese día, pasó a llamarse “El cocinero de los cuentos”<br /><div> </div><br />Su trabajo desde entonces era ayudar a los niños, sobre todo, a los niños que estaban malitos, porque Jesús les contaba cuentos y trabajaba con los niños que se ponían malitos y tenían que pasar unos días en el hospital, (es más, me ha dicho un pajarito que más de un niño, decía una mentirijilla para  quedarse unos días más en el hospital, porque se lo pasaba fenomenal escuchando al Cocinero de los cuentos.).<br /><div> </div><br />Un día, Jesús, escuchó hablar de un cole en el que había niños muy guapos y que se portaban super bien, pero que como era un cole chiquitito, no tenía mucho dinerito y decidió ayudar al cole y. . . ¿sabéis lo que hizo un día?<br /><div> </div><br />Cogió su teléfono móvil y. . . ¿sabéis a quién  llamó? A sus Majestades de Oriente, si, si, a los mismísimos Reyes Magos, siiii, a esos que vienen en Navidad. Pues eso, habló con sus Majestades y les convenció de que cuando pasaran por España, se pasaran por el cole, y dejaran unos pocos juguetes en el Colegio JOSE MARÍA DE PEREDA.<br /><div> </div><br />Pero. . . ¿sabéis una cosa?. No vinieron. Cuando se terminaron las vacaciones de navidad, en el cole no apareció ningún regalito, aunque los niños del Pereda seguían siendo los más guapos y, se portaban fenomenal.<br /><div> </div><br />Un día, las profes, recibieron una llamada de teléfono, era Jesús, el Cocinero de los cuentos, y nos contó la verdad de lo que había pasado con los reyes. ¿Queréis saberla?<br /><div> </div><br />Pues bien, los Reyes le Contaron que en la noche mágica de los niños, sí que vinieron a España, y se pasaron toda la noche pasando por las casa de los niños, peeero, sus camellos estaban malitos, les dolía mucho la tripa y tenían fiebre. Así que, tuvieron que repartir los regalos deprisa y corriendo y volver a Oriente para llevar a los camellos al veterinario para que los curaran.<br /><div> </div><br />Hace unos días, el cocinero de los cuentos, llamó al cole para contarnos todo esto, y nos dijo que ya pronto iban a volver los Reyes, porque los camellos ya estaban buenos.<br />¿Habéis encontrado algo en vuestra clase?  Pues entonces va a ser que Jesús, tenía razón, que los camellos ya estarán buenos y que este fin de semana los Reyes se han debido pasar por el Colegio José María de Pereda, donde estaban esos niños tan guapos que se portaban tan bien.
| Diseño: Pclandia | Notal legal | © 2009-2017 |